Palomeras del Flumen

 

 

 

Palomeras Flumen

 

SAN MARTIN

 

LENASES

 

GUATIZALEMA

 

BARRANCOS VADIELLO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fotografías: Ángel Bailo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Acceso

 

Desde el collado de la Peña San Miguel, en el Salto Roldán, tomamos la senda que desciende hasta el río Flumen, y continuamos por su cauce bajo los acantilados de las dos peñas, para alcanzar el tramo deportivo del barranco transcurridos unos 40 minutos desde que partimos del collado.

 

 

Material

 

Cuerda de 18 metros. Procurar ajustar la longitud de la cuerda para evitar que se enrede en los remolinos.

Traje de neopreno completo.

 

 

Características

 

El río Flumen tiene una amplia cuenca de recogida que llega desde la pardina de Orlato y los barrancos de Lusera hasta los bosques de Bonés, en el término de Arguis. Todo su caudal se canaliza a través del estrecho embudo excavado por la erosión bajo las peñas del salto Roldán. Está regulado por los pantanos de Belsué y Cienfuens, que realizan sueltas según las necesidades de riego.

 

La principal dificultad del tramo deportivo, de apenas 150 m. de longitud, radica precisamente en el caudal de agua que baja por el estrecho pasillo que configura las palomeras, que provoca rebufos, sifones y remolinos, al mismo tiempo que dificulta las maniobras. No saltar a las pozas sin antes haberse desenganchado de la cuerda.

 

Un barranco para descender en épocas de prolongada sequía y consultando en la Confederación Hidrográfica del Ebro las posibles sueltas de agua de los pantanos.

Introducirse en las palomeras del Flumen con un caudal normal supone asumir un cierto nivel de riesgo.

 

Una vez iniciado el tramo de palomeras no hay salidas alternativas.

Hay 5 rápeles y varios destrepes. Está equipado con parabolts.

Es difícil calcular el tiempo que puede costar el descenso, pues depende de las dificultades que presente el caudal de agua. Aproximadamente entre una y dos horas.

 

Después del último resalte formado por dos rocas, el pasillo se abre, y a la derecha sale una senda que asciende al pie del acantilado de la peña San Miguel hasta llegar al collado en 1 hora y 30 minutos.